Alimentación de bebés de 0 a 6 meses

Ya tenemos nuestro bebé en casa, hasta ahora, su alimentación no era demasiado problema, sin embargo ahora, tenemos a un pequeño desconocido que tiene hambre y no tiene dientes, ¡vaya lio!

Seguramente su pediatra te dará unas pautas básicas para que su dieta sea equilibrada, y que deberás respetar, ya que él conoce a tu hijo y sabe lo que es mejor para él. Yo simplemente te quiero dar unas nociones básicas y fundamentales  que te puedan servir cuando el pediatra de tu bebé no esté cerca.

Desde que nace hasta su primer año de vida tu bebé triplicará su peso, por eso, en este periodo una buena alimentación es fundamental para optimizar su crecimiento físico y mental.

Podemos dividir la alimentación del bebé en tres periodos:

  1. Periodo de lactancia pura
  2. Periodo de alimentación complementaria
  3. Periodo de adulto modificado y resto de la infancia

Periodo de lactancia pura

En este post, nos vamos a centrar en el primer periodo o de lactancia pura, abarca desde el nacimiento hasta cumplidos los cuatro meses y antes del  sexto mes.

Durante este tiempo la alimentación del lactante sano se realiza con leche materna y en su defecto con fórmula de inicio.

Si la lactancia natural evoluciona satisfactoriamente y el estado de nutrición es adecuado en lactados con leche materna se debe esperar el comienzo de la alimentación complementaria a los 6 meses.

¿Es suficiente la leche materna para una buena alimentación?

La leche materna es el alimento ideal de nuestros bebes, ésta proporcionará todos los nutrientes necesarios, así como sus elementos inmunológicos tan importantes para que los bebés crezcan sanos.

La mayoría de los pediatras aconsejan que el destete se realice entre el cuarto y el sexto mes, momento en el cual debemos ir introduciendo alimentos paulatinamente y sólo uno cada vez, hasta que sólo una de sus comidas principales sea la leche materna.

A partir del cuarto mes se van a empezar a introducir algunos alimentos, pero observando que sean alimentos fáciles de digerir:

  • En esta primera etapa, también podemos ir ofreciendo papillas de frutas, para ir aumentando la absorción de hierro.
  • Otras comidas con las que podríamos sustituir una de las tomas de leche materna, puede ser una papilla con leche maternizada y cereales integrales triturados, enriquecida con fruta fresca bien triturada.
  • purés de verduras bien cocidas y trituradas, constituyendo un alimento ideal para ir reemplazando la alimentación materna.

Imagen: Yuchao L.

Deja un comentario

¡31 trucos de cocina muy útiles!Leer más