¿Cómo debes cuidarte durante el embarazo y posparto?

Un embarazo deseado,  representa en la mujer una etapa psicologicamente agradable y enriquecedora, en cambio físicamente es un ataque a sus estructuras, tanto internas como externas.

El desarrollo del bebe, requiere unas adaptaciones del cuerpo de la mujer para dejar espacio a la nueva criatura que ya empieza a reclamar su espacio en el mundo.

Durante los nueve meses de embarazo el peso aumenta en el orden de 9-15 kg. de los cuales, aproximadamente la mitad se pierden en el parto, los kilos restantes se deben ir bajando lentamente con una dieta equilibrada y con ejercicio adecuado a la circunstancias de cada nueva mama.

Cuidados nutricionales durante el embarazo.

Un buen estado nutricional antes y durante el embarazo es muy importante para un óptimo desarrollo del nuevo ser.

  • Lo primero es no dejarse llevar por viejas creencias y seguir una dieta para dos y no por dos.
  • Seguir una dieta equilibrada, donde no falte ningún principio inmediato, hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas y minerales.
  • En los tres primeros meses, la ingesta calórica no ha de modificarse la alimentación de la madre, únicamente es necesario suplementarla con una aporte extra de ácido fólico que seguramente su obstetra le habrá recomendado, incluso antes de quedarse embarazada.
  • A partir del tercer mes se debe implementar las calorías diarias en un diez por ciento.
  • Eliminar de la dieta tabaco, alcohol y drogas
  • Realizar ejercicio físico moderado todos los días, si puede ser al aire libre, mucho mejor.
  • Utilizar una buena crema hidratante corporal dos veces al día para evitar estrias.

Cuidados después del parto

Después del parto la piel y los músculos se encuentran bastante dañados por el aumento de peso, por lo tanto hay que ponerse manos a la obra y recuperar la figura de antes del embarazo, para que tu autoestima no se sienta dañada en esta etapa tan crucial para la vida de la madre y del bebé.

  • Sigue una dieta equilibrada, eliminando el exceso de azúcares y grasas, sobre todo productos industriales cargados de grasas hidrogenadas.
  • Practicar ejercicio ligero a diario, como andar, bicicleta o natación.
  • Estimular la musculatura abdominal tras el parto es muy importante, ya que en este momento está más elástica que nunca, si eres constante, obtendrás muy buenos resultados
  • Asistir a clases de yoga o Pilates para fortalecer la musculatura al menos dos veces a la semana en general.
  • Usar una buena crema corporal reafirmante para contrarrestar la flacidez después por la brusca pérdida de peso.
  • Hidrata tu cuerpo bebiendo dos litros de líquido al día, así sea  agua o infusiones.

Imagen:  TipsTimesAdmin

Deja un comentario