Saltar al contenido
QUIEROCAKES – Recetas de repostería y cocina

¿Cómo debe ser la dieta de los niños de 1 a 3 años de edad?

dieta niños 1 a 3 años

En esta etapa los niños hacen una transición entre la comida propia de bebé y la de los adultos. Este período es singular ya que va desde la fase de crecimiento rápido, propia del lactante, hasta un periodo de crecimiento más estable, que dura hasta la adolescencia o la pubertad.

Enlace relacionado:

más notas sobre nutrición aquí.

Los avances a nivel psicomotor son realmente importantes, en esta fase aprenderá a andar. La madurez también se ve reflejada en sus funciones metabólicas y digestivas, su organismo se va preparando para la ingesta de la comida de los niños más mayores.

En este momento tienes que estar muy pendiente porque los niños empiezan a coger manía a algunos alimentos y empiezan a mostrar reticencias a comerlos, esto puede llevar a que la dieta se vea carente de algunos nutrientes y que no sea equilibrada. Todos sabemos que los niños a estas edades son un poco caprichosos y están muy expuestos a comer chuches o dulces debido a los cumpleaños, familiares, etc. que les pueden restar apetito a la hora de comer o cenar.

La distribución energética entre las diferentes comidas debe ser:

Desayuno: 25%

Comida: 30 %

Merienda: 15%

Cena: 30 %

Cuando el niño alcance los 12 meses, poco a poco le irás introduciendo texturas más gruesas y así se irá acostumbrando a los alimentos troceados, este cambio debe ser paulatino y gradual.

Este proceso varía de unos niños a otros, algunos mastican en seguida y otros requieren más tiempo, aunque es verdad que el que se inicia antes lo suele alcanzar con mayor rapidez y destreza. Entre lo 18-24 meses todos los niños deben saber masticar.

Inicia poco a poco las galletas yogures, quesos, jamón cocido, serrano, etc. Los tarritos o potitos comerciales son adecuados para casos esporádicos pero no a diario.

Las necesidades nutricionales dependen también del peso y talla del niño así como  de la actividad física que realice, los niños más movidos suelen comer más por lo general.

Hemos llegado a la época en la que el niño pasa de tomar un plato único a tomar un entrante (verduras, patatas, sopa, purés, etc.), un plato principal (carne, pescado, huevo con guarnición) y un postre.

A partir de los 2 años el niño hace 4 o 5 comidas al día: desayuno, (media mañana), comida, merienda y cena. En  algunos casos pueden tomar un suplemento lácteo en forma de leche con galletas antes de acostarse.

El niño de esta edad está preparado para digerir cualquier tipo de carne, sin embargo deben darse con preferencia las carnes y pescado magros. La preparación será a la plancha con poco aceite, o al horno. El pescado se debe servir desmenuzado y libre de espinas.

El huevo se administrará entero y se recomiendan tres a la semana.

A los niños les gustan mucho los cereales para desayuno o en papillas, pero debemos irlos acostumbrando a tostadas y desayunos salados para adaptar su paladar.  Ofrece pan en las comidas, si es “mal comedor” mejor al terminar el plato principal.

Las guarniciones a base de legumbres, arroz, patatas y pasta organízalas para 2-3 veces por semana.

Las verduras, frutas y legumbres deben formar parte de la dieta diaria. Las frutas, preferentemente frescas y bien maduras, como mínimo dos piezas al día, aunque es buena costumbre mantener la papilla de frutas de la tarde.

Ojo con los frutos secos, son muy nutritivos pero debes estar delante cuando se los ofrezcas por el riesgo de atragantamiento.

Imagen: makelessnoise