¿Cómo debe ser la dieta de los niños de 4 a 6 años de edad?

como-debe-ser-la-dieta-de-los-ninos-de-4-a-6-anos-de-edad

Esta es la tercera parte de la serie de alimentación infantil que he escrito para ChiquiRecetas, en una primera parte les hablé acerca de la alimentación de los bebés hasta cumplir 1 año y en la segunda de la dieta de los niños de 1 a 3 años, ahora les daré algunas pautas de alimentación para los niños de 4 a 6 años.

Cuando los niños llegan a la edad de 4-6 años sus necesidades energéticas son de 1800 kcal/día.  Para asegurar sus demandas de energía y nutrientes hay que repartir la ingesta según estos nutriconsejos:

– Hay que aportar las calorías necesarias para cubrir los requerimientos individuales, pues hay niños más inquietos o deportistas y otros más sedentarios o tranquilos, que por lo general necesitan

– La distribución de las comidas a lo largo del día debe ser: 3 comidas grandes y 2 tentempiés.

– Debe existir un equilibrio entre proteínas animales y vegetales.

– Se debe ofrecer pescado y legumbres al menos tres veces cada uno.

– El aporte de hidratos de carbono debe ser preferentemente en forma las variedades integrales del pan, pasta, arroz, cereales, fruta de temporada  y patatas, para garantizar el contenido en fibra, vitaminas y minerales.

Probar alimentos nuevos cada mes, en pequeñas cantidades y de forma repetida hasta que se acepten los nuevos sabores.

Respetar el ritmo de apetito del niño/niña pues hay temporadas que necesitan comer menos porque su ritmo de crecimiento es menor, tienen alguna molestia (catarros, infecciones, fiebre…) o están más sensibles (mimos, nacimiento de un hermanito, problemas familiares…)

Respetar también las preferencias alimentarias pues a veces están muy marcadas desde muy pequeños.

La leche es un alimento fundamental durante todo el periodo de crecimiento. Se aconseja  ofrecer lácteos en el desayuno, postre  y meriendas.

Para planificar los menús de tus niños puedes guiarte por estas claves:

– Un primer plato generalmente a base de arroz, legumbres, pasta, verdura que puedes completar con carne, pescado, huevo, etc. Su principal valor es el aporte energético, es importante acostumbrar a los niños a tomarlo porque las necesidades energéticas son las primeras que deben cubrirse si se quiere que las proteínas cumplan en el organismo la función de formar tejidos, favorecer el crecimiento y fortalecer las defensas.

– Un segundo plato a base de carne, pescado o huevos. Estos alimentos son intercambiables y deben aparecer en cantidades moderadas (el hambre no debe saciarse a base de proteínas). Pueden acompañarse de una guarnición de ensalada u hortalizas. Las patatas fritas y el arroz no deben estar en todas las comidas aunque es cierto que son las favoritas de los escolares.

– De postre una fruta, si se puede con la piel  para aprovechar la fibra que esta contiene. En niños con buen apetito puede  completarse con un producto lácteo.

No utilices la comida como premio o castigo, pues es un terreno de batalla perdido.

Llevar una vida activa vuestros hijos crecerán felices, sanos y en su peso ideal, que es lo que buscamos todos los padres.

[wc_box color=»secondary» text_align=»left»]

ENLACES RELACIONADOS

Mi niño no me come. ¿Qué Hago?

10 trucos para mejorar el comportamiento de los niños en la mesa

[/wc_box]

Imagen: Kars4Kids

Deja un comentario

¡31 trucos de cocina muy útiles!Leer más