¿Sabes cómo planificar la compra para que tus hijos tengan una alimentación saludable?

Según lo que compremos vamos a comer nosotros y nuestros hijos.  Por tanto, decidir qué alimentos y en qué cantidades se adquieren es muy importante para que tanto nosotros como nuestros hijos llevemos una alimentación saludable.

Hoy en día debido a la falta de tiempo, las dificultades para organizar la compra crecen.  Por ello la clave está en la planificación.

Os dejo estos consejos que os pueden resultar útiles.

  • Ir a comprar sin hambre.  Esto nos ayudará a no caer en tentaciones demasiado grasas o calóricas y elegir opciones más saludables (recuerda que todo lo que compres va a la despensa con lo que antes o después será utilizado).
  • Realizar una lista de la compra cerrada.  Lo ideal es en casa, con tiempo, planificar el menú semanal y hacer la lista de la compra en base eso.  De esta forma también se evitaran adquirir productos innecesarios.
  • Leer la información que nos proporcionan las etiquetas de los envases.  Las etiquetas no solo nos permiten conocer datos sobre la composición nutricional, sino que nos dan otros muchos datos que nos pueden ser de gran utilidad para hacer una mejor selección
  • ¿Qué debe de tener nuestra lista de la compra para que tanto nosotros como nuestros hijos disfrutemos de una alimentación sana y variada?:  frutas y hortalizas, lácteos, carnes, pescados y huevos, hidratos de carbono y legumbres, aceite de oliva…
  • Además al hacer la compra no debemos de olvidarnos de la seguridad, ya que la compra no deja de ser un paso más en la cadena alimentaria.  Para evitar romper la cadena de frío lo ideal es empezar por comprar los alimentos que no necesitan frío, seguidos de los refrigerados y, al final, los congelados.  Estos dos últimos deberían depositarse en bolsas isotérmicas y asegurar un transporte rápido hasta el hogar.

Imágen:  Polycart

Deja un comentario