Saltar al contenido
QUIEROCAKES – Recetas de repostería y cocina

¿Es aconsejable que nuestros hijos vayan al comedor escolar?

Durante la edad escolar los niños reciben gran cantidad de conocimientos centrados en la docencia.  A lo largo de esta etapa se deberán incluir todos aquellos aspectos que favorezcan un adecuado desarrollo de los mismos, donde debemos incluir la nutrición.  Actualmente, existen diferentes programas educativos que incluyen aspectos básicos sobre alimentación, sin embargo, no son suficientes para alcanzar los objetivos. La infancia es una etapa muy vulnerable en lo que respecta al estado nutricional, pues existen deficiencias debido al incremento de las necesidades a consecuencia del crecimiento.

Los hábitos alimentarios que se establezcan durante esta etapa perpetuarán a lo largo de toda la vida influyendo no sólo en su futuro inmediato, sino también a largo plazo.

Debido a los cambios en el estilo de vida de la sociedad (como puede ser la incorporación de la madre al trabajo), se está incrementando la demanda de los comedores escolares, pues aproximadamente el 20% de los niños escolarizados realiza su comida principal en el comedor escolar.  Este cobra mayor importancia en las familias más desfavorecidas, pues podría suponer alcanzar o no los requerimientos nutricionales.  Además, podría ser  una buena herramienta que nos permita prevenir y tratar la obesidad infantil.

En un estudio realizado en los menús  para los comedores escolares de centros públicos de la Comunidad de Madrid, se determinó que la planificación de dichos centros era adecuada, existiendo gran cantidad de verduras y hortalizas, aunque se podría incluir más variedad de cada grupo.  Además, se debían mejorar los perfiles nutricionales. 

En contraposición, un estudio realizado en distintos comedores escolares de Vizcaya, donde evaluaban los diferentes menús escolares y el estado nutricional de los niños de diferentes edades escolares, se determinó que  existe una elevada ingesta de proteínas sobre todo de carnes, siendo inferior el consumo de huevos y pescado. Se disminuían los hidratos de carbono y la fruta, y se suministraban casi diariamente postres azucarados. Además, se utilizaban productos precocinados (croquetas, flamenquines,…) con frecuencia.

Cargando...

Por lo tanto, pese a las mejoras que se deberán aplicar en las empresas dedicadas al suministro alimentario en los comedores escolares, el aporte energético es el adecuado, siempre y cuando se coman todo lo que se les sirve (lo cual no ocurre la mayoría de las veces).   El comedor escolar, es hoy día, una herramienta favorable para conseguir suministrar a los niños que se encuentran en situación de pobreza infantil la mayor parte de los requerimientos necesarios para su correcto desarrollo y crecimiento.  Por otro lado, serían necesarias medidas a nivel estatal para poder mejorar el perfil nutricional de la comida que se sirve, y que exista una mayor educación nutricional tanto en casa como en colegios e institutos.

La interacción entre compañeros, los profesores y todo el entorno en general, ayuda a que los niños prueben más alimentos,  que cubran sus necesidades, y en algunos casos, que sea una buena herramienta para luchar contra el sobrepeso y la  obesidad infantil, por lo que llevar a nuestros hijos al comedor escolar, siempre que sea posible, es una buena opción.

Referencias bibliográficas

Cargando...
  • el Pozo S, Cuadrado C, Rodríguez M, Quintanilla L, Ávila J.M, Moreiras O. Planificación nutricional de los menús escolares para los centros públicos de la Comunidad de Madrid. Nutr Hosp. 2006;21(6):667-672
  • Zulueta B, Xarles Irastorza I, Oliver P., García Z y Vitoria J.C. Perfil nutricional de los menús e ingesta dietética en comedores escolares de Vizcaya. Nutr. Hosp. vol 26 nº5 Madrid Sept-Oct 2011.

Imagen:  s_mestdagh

Loading...