Saltar al contenido
QUIEROCAKES – Recetas de repostería y cocina

Obesidad infantil (Segunda parte) Normas básicas de alimentación saludable

La obesidad es la acumulación excesiva de grasa corporal, especialmente en el tejido adiposo, teniendo en el niño un doble peligro, al estar en crecimiento, no solo se acumula grasa en los lipocitos que ya existen en su cuerpo, sino que aumenta el número de estos en su organismo.

Cuándo se considera que un niño es obeso

Se puede decir  que el niño entra en obesidad cuando su peso corporal sobrepasa el  20 por ciento o  más del peso ideal según la edad, la talla, y sexo del niño o niña en cuestión.

Para saber aproximadamente cuánto debe pesar un niño, podemos seguir una medida, que aunque no es exacta, nos acerca bastante a su peso correcto.  Pongamos por ejemplo un niño de cinco años: multiplicamos  la edad (5) por 2 y al resultado se le suma 8. Es decir, 5 x 2 + 8 = 18 kg. De todas formas lo más recomendable es consultar y considerar lo que diga el pediatra del niño.

En la primera parte de la nota se abordaron las causas de la obesidad infantil, a continuación se enumerarán la pautas básicas para una alimentación saludable.

Normas básicas de alimentación saludable

  1. Sana: Elegir los alimentos con menos grasa, con poca sal, abundantes vegetales (verduras, frutas, legumbres y cereales integrales), y en cantidades acordes a su apetito y a sus necesidades.
  2. Variada: Acostumbrar al niño/a, cuanto antes, a que coma de todo y a degustar los sabores de distintos alimentos.
  3. Equilibrada: Es imprescindible que alguien experto valore el menú del colegio, para complementarlo con el desayuno, el almuerzo, la merienda y la cena, y hacer así una alimentación equilibrada.
  4. Nutritiva y apetecible: Si cocinas los alimentos (verduras, pescados, legumbres…) de diferentes maneras, combinas los alimentos que sabes que le gustan menos a tu hijo con otros que le agradan más y presentas los platos en la mesa de forma atractiva, tienes muchas garantías de que la comida le resulte más apetecible y no piense tanto en pizzas, hamburguesas y precocinados.
  5. Divertida  y participativa: Pídeles que te acompañen a la compra, en la cocina y en la preparación de la mesa, etc. Esto puede ser una oportunidad para que aprendan buenos hábitos y disfruten de la comida.
  6. Ordenada: Nunca la televisión a la hora de comer, disfrutad en familia del momento de la comida o de la cena, en un ambiente relajado y tranquilo; siguiendo un orden a la hora de comer: primer plato, segundo plato y postre.
  7. Educativa: Es esencial que la educación de hábitos alimentarios saludables se lleve a cabo tanto en casa como en la escuela. La educación exige de la familia paciencia, dedicación, constancia, disciplina, no hacer concesiones inaceptables y también cierto respeto por el apetito del niño, siempre que su ritmo de crecimiento y desarrollo se encuentre dentro de la normalidad.

La importancia del desayuno

Un buen desayuno favorece un buen nivel de azúcar en sangre y mejora el rendimiento escolar.

Cargando...

Importante para derrotar a la obesidad infantil

  • ¡Cuidado con los abuelos generosos! porque ellos piensan muchas veces que el amor pasa por decir a todo que sí y eso incluye a los dulces azucarados, golosinas, chuches comida chatrarra etc..  Deberías hacerles entender que no le están haciendo un bien sus nietos sino todo lo contrario.
  • Las bebidas azucaradas entre horas, es un hábito insano que favorecerá que el niño/a no beba  agua.
  • Cuidado con la publicidad porque en muchos casos es contraria a una alimentación equilibrada, ofrece comodidad a las madres y a los niños,  poca fruta y verdura y muchas calorías vacías en forma de grasas  hidrogenadas.
  • Evitar el sedentarismo.  La escasa actividad física contribuye con la obesidad.  El niño debe estar activo de dos a tres  horas diarias como mínimo, bien jugando o practicando deporte.

Imágen: rumpleteaser

Loading...
Hola te invitamos a conocer QUE DIVINO ¡El sitio en dónde está todo lo que te gusta! QUIERO VER