Oct 28, 2014
959 Views
Comentarios desactivados en Sopa de la yaya

Sopa de la yaya

Written by

Hoy les presento la sopa de la yaya, esta receta tiene una historia que hoy quiero contarles.

Sopa de la yaya, historia

Cualquier madre me podrá entender que cuando a un hijo se le diagnostica alguna intolerancia alimentaria se nos hiere el alma y lo hubiésemos deseado para nosotras en vez de para esa personita a quién tendremos que negarle muchos alimentos.

Nos cuesta entender que el ser que más quieres en este mundo nació sin ese, tan prometido, pan bajo el brazo y que su celiaquía no se lo dejará probar de por vida.

Pero lo que jamás decae en una madre es en nuestra capacidad por hacerlos felices, cueste lo que cueste y pase lo que les pase, y es por eso por lo que, a su vez, encontré que la primera persona que entendió mi problema fue mi madre.

Yo tenía en mi cobijo un bebé de 18 meses con síntomas de desnutrición que rechazaba, por instinto, los purés porque eran imagen de lo que día tras días habían llevado como base su veneno llamado gluten.

Sopa de la yaya, receta

Oí decir: ”Hoy no hay puré, hoy hay una sopa muy rica que te ha preparado tu yaya”   Y me entraron los temblores imaginando fideos dispuestos a atacar el débil intestino de la pequeña pero no.. aquella sopa estaba siendo un alimento nuevo, le estaba entrando con gusto, le estaba sentando de maravilla y fue un reconstituyente que tanto necesitaba.

Ingredientes

  • Agua
  • Huesos de jamón
  • Huesos de ternasco
  • Un trozo de repollo
  • Una zanahoria
  • Un trozo de pimientosopa yaya secuencia

Preparación

  1. Introducir todos los ingredientes en una olla a presión y cocerlos 10 minutos.
  2. Una vez abierta la olla, colamos el caldo que será la base de nuestra sopa y lo ponemos en una cazuela al fuego.
  3. Separamos la carne y jamón de los huevos desmenuzándolo bien pequeño. Se añaden al caldo.
  4. Batimos un huevo con una cucharada de leche.
  5. Cuando el caldo hierve vamos dejando caer el huevo batido sobre él a la vez que batimos enérgicamente. Se formarán hilitos de huevo que simularán los fideos.
  6. Probar y rectificar de sal aunque lo normal es que no haga falta porque el jamón le da sabor y es mejor no acostumbrar a los niños a la sal.

Espero que os guste. Nosotros la disfrutamos siempre que vamos a ver a la yaya.


Cargando...
Article Categories:
Sopas

"Aprender es infinito. Mi deseo es que mi curiosidad y mis ganas, finitas como humanas que son, no descansen nunca." Afirma la autora, a quién puedes visitarla también en su blog La Cocina de Pikerita.

Comments are closed.