Leche de almendras casera ¡Tienes que hacer esta deliciosa receta!

Comparte esta receta:

Me da mucho placer compartir contigo los mejores tips para que sepas cómo hacer leche de almendras casera ¡Te recomiendo preparar esta receta porque es muy rica!

Siempre me gustó hacer leche de almendras casera porque queda geniale y además, al hacerla tu misma desde cero, tiene un aroma muy sabroso.

La leche de almendras casera es una preparación básica, que puedes utilizar en la elaboración de gran cantidad de recetas.

Leche de almendras casera ¡Tan fácil que no lo podrás creer!

Te invito a hacer esta receta hoy mismo. La leche de almendras casera es sabrosa y además ¡Piensa en todo lo que puedes crear a partir de esta receta!

Suelta tu pasión por cocinar ¡Experimentarás una sensación única al haberlo logrado tu misma!

Vamos juntos a la cocina y miremos los ingredientes que lleva esta receta. Muchos, deben estar esperando en tu despensa la ocasión ser utilizados aunque tal vez tengas que comprar algún otro ¡A continuación tienes todo lo necesario, anímate a hacerla!

Ingredientes

  • 150 grs. de almendras naturales
  • 800 ml. de agua fría
  • Azúcar al gusto. También se puede usar endulzante

Preparación

  1. Remoja las almendras en agua cuidando que el líquido las cubra por completo. Este proceso debe hacerse durante 24 horas cambiando el agua cada 8 horas, y manteniéndolas en la nevera.
  2. Transcurrido el tiempo, escurre las almendras, enjuágalas con agua y déjalas escurrir de nuevo.
  3. Tritura las almendras en una licuadora con el agua fría.
  4. Cuela la preparación resultante.
  5. Presiona la mezcla para obtener todo el líquido posible.  
  6. Coloca la leche obtenida en una botella, endulza a tu gusto y lleva a la nevera. La leche durará entre 2 o 3 días.

En esta publicación de Instagram podrás visualizar otra receta de leche de almendras.

Recomendaciones para hacer los bizcochuelos más ricos

Habitualmente en nuestras recetas aconsejamos que enciendas el horno al inicio de la preparación, porque de esta forma, una vez que tengas terminada la masa, el mismo ya va a estar en la temperatura requerida como para comenzar la cocción. Generalmente este debe estar precalentado a 180 ºC., no obstante ello existen algunas recetas que requieren temperaturas más elevadas o más bajas.

El mezclado de los ingredientes es muy importante para que el bizcochuelo te quede bien esponjoso. Para ello, debes ejecutar movimientos en circulo y suaves hasta integrar bien todo.

Abrir la puerta del horno promediando la cocción es un error que no debes cometer. Si quieres ir viendo como va todo, mira tu bizcochuelo a traves del visor del horno. Si tienes que abrirlo hazlo cuando el tiempo de cocción este por encima los dos tercios del indicado en la correspondiente receta ¿Eres temeraria y quieres hacer la prueba de abrir el horno? Eres libre de hacer lo que quieras pero, lo más probable es que el bizcochuelo se te achate y no te quede para nada bien.

Para determinar si está listo, utiliza la prueba del palillo, que consiste en introducir un palillo o un cuchillo en el centro de la torta. Si este sale muy húmedo y cubierto con masa quiere decir que aún le falta tiempo de horno. Déjalo unos instantes más y repite la prueba hasta que el palillo quede limpio.

Gracias por visitarnos 😍😍😍 siempre estamos pensando en compartir nuevas recetas contigo 🥣🍰🥒🥩🍗🧁🥦 ¡Nos encantaría que sigamos en contacto!

📢 Estamos en muchas redes pero tenemos una que es nuestra favorita 👌 allí compartimos unas recetas geniales 😋😋😋 y además vas a encontrar millones de páginas e ideas interesantísimas

Quédate un rato más con nosotros 🤗🤗🤗


Si te gusta QUIEROCAKES ¡Danos 5 estrellas! 😍😍😍

0/5 (0 Reviews)
Comparte esta receta: