Saltar al contenido
QUIEROCAKES – Recetas de repostería y cocina

Chucherías de naranja | Deliciosas golosinas caseras

chucherias-de-naranja

Las naranjas y todas las variantes de la familia de los cítricos son sin duda las frutas estrellas del invierno todos los años.  Como madre intento darles lo mejor a mis hijos y por ello siempre intento tener naranjas frescas en la despensa para hacerles todas las tardes un buen vaso de zumo de naranja.  Sin duda, la mejor opción para que al mismo tiempo que se alimentan se refresquen en la merienda, en el postre o incluso a media mañana. Una ración de rica fruta en un vaso de zumo.

Es la forma de ayudar al organismo a prevenir enfermedades como el resfriado o la gripe gracias a la vitamina C que nos aporta pero también es muy bueno para el estreñimiento que en ocasiones padecen los niños y que tanto nos hace sufrir a los padres. A mí siempre me ha funcionado en mi hija que siendo más pequeña sufría de estreñimiento y lo pasaba fatal.

Pero en esta ocasión la naranja nos sirve para algo más que para un buen zumo.  Con la cáscara podemos hacer ricas golosinas.  Tan saludables y naturales como su zumo. Lo aprovechamos todo.  ¿Te animas?

Chucherias de naranja, ingredientes:

3 naranjas medianas bien limpias. 225 gr de azúcar blanquilla y más para rebozar

Chucherias de naranja, preparación:

Lavamos detenidamente las naranjas bajo el grifo.  Las secamos con un paño limpio y las pelamos en tiras con cuidado de alcanzar la mínima parte blanca posible. Recortamos las tiras cortadas en otras más pequeñas.

Llenamos un cazo de agua fría y añadimos las tiras de piel de naranja.  Lo ponemos a fuego medio hasta hervir durante unos minutos.  Repetiremos la operación tantas veces como necesitemos para reblandecer la piel.  Dependerá de lo blanda que deseemos obtenerla.  Yo las he hervido 3 veces.

Las dejamos secar y mientras en una sartén caliente añadimos el azúcar blanquilla y un vaso de agua.  Cuando empiece a burbujear y se haya formado el jarabe, añadimos la piel y la dejamos hervir a fuego medio durante 30 minutos.  No hace falta remover.

Tal vez también te interese  Tostadas de Hello Kitty | Una idea genial

Transcurrido este tiempo, colamos y apartamos las tiras de piel de naranja confitada.

Sobre una zona de trabajo limpia, añadimos azúcar blanquilla y sobre ella las tiras confitadas.  Las rebozamos en el azúcar, pasando un rodillo de cocina por encima.

Después, con la ayuda de un colador, vamos separando el azúcar sobrante de las tiras confitadas rebozadas que iremos pasando a otro recipiente de donde ya nos las podremos comer.

Están deliciosas y como habéis comprobado son muy fáciles de elaborar.  Por cierto, el azúcar sobrante queda impregnado del aroma y la sustancia de las tiras de la piel de naranja, por lo que también podemos aprovecharlo para endulzar cualquier bebida y así conseguir aromatizar la bebida a naranja.  Y por supuesto, no nos podemos olvidar del zumo de las tres naranjas utilizadas.

Disfrutad con los más pequeños de esta deliciosa golosina naranja.

5/5 (1 Review)

Solo dime HOLA y entra a conocer algo DIVINO ➜HOLA